Ene edukia / Mi contenido / My content

Social Nets: + 16.000 photos + 1000 videos + 20.400 tweets + 2200 pins

Consejos para hacer una tesis doctoral

La tesis doctoral es como un puzzle que lleva 7 grandes partes, las cuales podemos ver en la imagen publicada por la universidad australiana UNSW. Pero en este artículo no pretendo explicar cada una de las partes, porque antes de ello, se deben dar una serie de consejos para un inicio de tesis exitoso.
Basándome en los excelentes consejos de la organización neozelandesa MESA para realizar una tesis, me propongo dar mi versión sobre el tema y ampliar algún apartado de los que aparecen allí. Este artículo es, por lo tanto, para todos aquellos doctorandos que están esforzándose en la realización del trabajo de investigación que les va a abrir la puerta para la obtención del título de doctor. Se trata de seguir unos consejos para realizar con garantías una tesis interesante y novedosa. El interés no hace falta que sea para toda la humanidad o un grupo grande de personas; puede ser interesante simplemente para unas cuantas personas en el mundo y no por ello dejar de ser válido el trabajo; estoy pensando en una tesis que ayude a erradicar alguna enfermedad rara que afecte a pocas personas en el mundo. En este caso de enfermedades raras está claro que el que solo sea del interés de unas pocas personas no desmerece en nada el trabajo aportado en la tesis. Y en cuanto a que sea novedosa, es evidente que aunque sirva para corroborar consideraciones generales o usuales, siempre puede servir para retratar una estado de la cuestión que sirva históricamente a otros para tener una idea con fundamento científico gracias a un trabajo de investigación. El método científico ha sido la base de los trabajos de investigación y gracias a él, la humanidad ha podido avanzar en la comprensión de los fenómenos y en la experimentación para lograr nuevos inventos basados en el conocimiento acumulado. Todo lo nuevo se origina en lo viejo y sin lo viejo no existe lo nuevo. El que no vea esto así, posiblemente no comprenda cómo la humanidad ha ido creando cosas y avanzando en el saber. Pero, veamos seguidamente los consejos para doctorandos ávidos de finalizar la tesis doctoral; los que podrían ser los 10 mandamientos del doctorando que empieza en el duro camino de la investigación:

  1. Comprobación del tema elegido para la tesis en TESEO, base de datos del ministerio español de Educación. Con ello el doctorando podrá comprobar las tesis que se han realizado sobre el tema y certificará la orginalidad o novedad del trabajo de investigación elegido. Está claro que si el tema sobre el que queremos investigar y el método utilizado aparece en la base de datos porque otra y otras personas han realizado alguan vez algo parecido, lo mejor es cambiar de tema. El acertar en el tema de investigación es el primer consejo que tenemos que dar a nuestros doctorandos. Bien merece la pena dedicar unos cuantos días o semanas a la elección del tema, que no empezar a ciegas con la primera idea que se nos pasa por la cabeza. 
  2. El escribir la tesis según se va haciendo el trabajo de investigación es bueno y efectivo. No tenemos que dejar la escritura de la tesis para el último año del cronograma que el doctorando se haya hecho al inicio. Mientras se van obteniendo datos es bueno que vayamos escribiendo los que pueden ser capítulos en ciernes para el trabajo final de tesis. El doctorando asistirá a congresos, conferencias y escribirá artículos científicos que servirán para ir escribiendo y depurando la tesis en un continuum con plazo fijo impuesto por el cronograma. 
  3. Entre 4 y 6 artículos científicos escritos sobre el tema de la tesis puede ser el número idóneo para asegurar que la tesis esté contrastada en el campo científico. Recordemos que a la hora de publicar, debemos de tener en consideración que podemos usar en la tesis final hasta un 40% de lo publicado, tomada la propia tesis como un todo. Esos cuatro o cinco papers o artículos que presentemos en congresos, conferencias o reuniones científicas nos servirán para darnos ánimos y terminar antes el trabajo final. 
  4. Tomemos la decisión del hardware, software y modo de trabajo meditando mucho la decisión. El uso de software de procesamiento de textos (Writer) o documentos (LaTeX) es una decisión muy importante. Si al doctorando le importa acabar antes la tesis y no tener que estar supeditado a los estilos y los procesadores de texto, siempre es mejor decantarse por LaTex con un programa libre como LyX. La diferencia entre los procesadores de texto y los de documentos es clara: los procesadores de texto están hechos para procesar textos, como su propio nombre lo indica (textos de no más de 50-60 páginas) y se basan en los editores del tipo WYSIWYG (lo que ves es lo que consigues), mientras que los procesadores de documentos van más allá siendo del tipo WYSIWYM (lo que ves es lo que quieres significar), y están creados para escribir documentos muy largos basados en plantillas. Por ello, si el doctorando ha elegido usar un procesador de documentos como LyX, lo primero que hay que hacer es descargarse la plantilla de realización de TESIS para LaTeX desde la Universidad de Stanford, por ejemplo. Aunque se inviertan varios días en conseguir familiarizarse con LyX, siempre será un tiempo bien invertido ya que ahorrará mucho tiempo a la hora de la escritura de la tesis. 
  5. Utilice un software móvil para llevar al día el cronograma del trabajo de tesis, con los proyectos, carpetas y tareas que se vayan a realizar durante el periodo de tiempo establecido para finalizar la tesis. GTD es un gran sistema o método para hacer más fácil la gestión de nuestro quehacer diario. Inventado por el polifacético y gran orador David Allen, GTD puede convertirse en esa herramienta que haga de pegamento entre la realización de la tesis y nuestra memoria, la cual lamentablemente no es de elefante. Recomiendo Chaos Control o Wunderlist como aplicaciones para Android o iOS de cara a utilizar GTD mientras dura la realización de la tesis. Seguro que os sirve mi colección de pins sobre GTD en Pinterest para poder indagar más en el tema y ver los excelentes vídeos de David Allen.
  6. La brevedad es una virtud, y en la presentación de tesis de todo tipo también se debe tener en cuenta. No se trata de escribir y escribir líneas con ideas reiterativas o que no aporten nada. De lo que se trata es de escribir una tesis de unas 200 páginas, como es habitual en los países de ética y religión protestante, yendo al grano y condensando las ideas y expresándolas con claridad y brevedad. Lo breve si bueno es dos veces bueno y en la tesis también se pide estructurar todo bien sin irse por las ramas. En los países católicos europeos y Latinoamérica la brevedad no suele ser una virtud, por lo que he podido ver estos últimos años, y es por ello que se aconseja un cambio de hábitos. En ese cambio, seguramente el uso de redes de microblogging como Twitter pueden ayudar mucho a comprender cuál es la ventaja de lo breve y bien estructurado. 
  7. Otro gran recurso que conviene que usen los doctorandos es el de las revistas personalizadas sobre temáticas específicas que ayuden en la realización de la tesis. Aplicaciones móviles para teléfonos, phablets y tablets como Zite, Pulse, Google Current o Flipboard pueden ser una buena fuenta de inspiración y servir para mejorar la tesis, además de en combinación con aplicaciones como Pocket o Instapaper para establecer un banco de datos y referencias digitales de calidad.
  8. Siempre es conveniente hacer copias del trabajo escrito de la tesis doctoral. Usa RAID en tu ordenador si eres algo geek; y si no, puedes utilizar servicios seguros como MEGA o Ubuntu One para realziar copias de todo lo que vas haciendo. Además, estos dos servicios tienen sus aplicaciones móviles para enviar documentos a la nube y tener así siempre una copia actual del trabajo.
  9. Establece la base de la tesis en una enunciación breve que sea clara y que de una idea concreta sobre el tema que abarca. Para ello, el Centro de Estudios de Escritura de la Universidad de Illinois tiene un excelente recurso en su página web. Poniendo un ejemplo, veamos cómo podemos enunciar una tesis de una forma más académica (ejemplo tomado de este centro): si el enunciado inicial es "el socialismo es la mejor forma de gobierno para Kenia", el enunciado científico de una tesis que esto demuestre podría ser algo así como "si el gobierno toma la gestión de la industria en Kenia, la industria keniana será más eficiente".
  10. Cuidemos desde el principio de la escritura de la tesis las normas y estándares para redactarla académicamente en lo que corresponde a la bibliografía y citas de otros autores. Para ello existen unas normas APA de redacción que suelen ser las habituales en las Ciencias Sociales. La profesora M. Fernanda de la Universidad San Sebastián tiene una buena referencia en formato presentación para no desviarnos del uso común que se hace en las universidades. Preguntas hoy en día tan habituales como la forma de citar un tuit (tweet) en la tesis doctoral se empiezan a responder de forma académica, como ha hecho la Asociación anglosajona del Idioma Moderno. La bibliografía antigua ya no solo se ciñe a libros impresos en papel; los formatos digitales son cada día más habituales a la hora de citar, y la bibliografía se convierte en un cúmulo de referencias de todo tipo.
Share on Google Plus

Egilea: Gorka Jakobe Palazio

Gorka Jakobe Palazio EHUko irakaslea da, webgune garatzailea, Linux erabiltzailea, elearningaren arloan aditua; eta halaber, ikaslea beti.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comment(s):